Las claves para ahorrar (algo) con hijos

Muchas veces me preguntáis como conseguimos ahorrar algo teniendo dos hijos y si hemos notado la llegada de Jaime en lo que a dinero se refiere.

Así que he pensado que era una buena idea contaros cuáles son nuestras principales estrategias para primero, llegar a fin de mes y segundo, ahorrar un poquito.

COMIDA

  • Una de las claves que llevamos haciendo en casa desde hace algo más de seis meses es la compra mensual y aquí os dejo una lista de reproducción de nuestras últimas compras por si tenéis curiosidad. En lo que más ahorras es en no comprar guarradas, que inevitablemente compramos todos cuando vamos al súper.
  • Y relacionado con lo anterior, hacer un planning de comidas mensual, porque sino la compra no tiene sentido y seguro que te quedas corto o largo y así no avanzamos. Os enseñaré este mes en mi canal cómo organizo yo las comidas.
  • Algo en lo que todavía tenemos que trabajar en no tirar comida. La verdad es que hemos mejorado mucho, pero aún así quedan cosas por hacer. Y es que aprovechar las sobras es un arte. Salsas para arroces, carnes para croquetas o pescados para tortillas son algunos de mis aprovechamientos favoritos.
  • Por último en el apartado de la comida, hacer lo máximo posible en casa. Hemos empezado con las cosas más caras, como pan de molde o magdalenas, pero queremos ir más allá con los caldos o mermeladas. De todas formas es algo que hay que mirar con lupa, porque hay cosas que entre fuegos, hornos y demás te sale más barato comprarlo hecho, como en el caso del tomate frito.

ROPA

  • Acepta todo lo que te den de segunda mano. Yo con Mateo la verdad es que me puse un poco exquisita y había cosas que no aprovechaba. Ahora con Jaime todo lo que me llega le doy un uso. Y es que la ropa de bebé es el gasto más tonto de la historia. Jaime tiene ahora dos meses y ya tenemos un montón de ropa para guardar porque le queda pequeña.
  • Lo de los regalos es complicado. Y es que hay gente de verdad regala cosas bastante feas. De cualquier manera intenta darle una vuelta. Puede ser que arreglando de determinada manera un pantalón te parezca más mono o que si utilizas la ropa de un conjunto por separado tenga un pase. ¡Imaginación!
  • Hay veces que somos un poco excesivos con la ropa que creemos que necesitan los niños. Nosotros (Mateo y yo) nos hemos pasado al armario cápsula y por ahora no hemos tenido ninguna falta. Os dejo por aquí el artículo del armario de Mateo, pero vendrá una actualización este mes en este mismo blog sobre el tema, así que si te interesa ¡estate atento! También tengo un vídeo de organización de armarios, que os dejo también por aquí.
  • ¡Guardad bien la ropa de un hijo para el otro! Es importante que esté bien lavada y que las manchas las quitéis cuanto antes, porque aunque te parezca que lo metes limpio luego en el trastero aparecen manchas amarillas. Meted junto con la ropa alguna bolsita de té para que absorba el mal olor y así cuando lo saquéis esté para darle una lavadita rápida. Si vais a dejarla mucho tiempo, revisadla y movedla un poquito en la misma caja una vez al año.
  • Y a la hora de comprar, ¡aprovechad las segundas rebajas! Aunque tengáis que comprar ropa con idea de ponerla dentro de unos años, las rebajas es el mejor momento para ir comprando cosas que seguro que necesitarás. Sobre todo cuando ya tienen más de tres años y las ropa les dura un año entero, no tengáis miedo con las tallas. Lo único con lo que hay que tener más ojo es con los zapatos, que crecen de forma menos predecible.

OTROS

  • Al final todo lo que puedas usar reutilizable es una inversión inicial, pero después un ahorro. Nosotros por 150 euros hemos comprado toallitas y pañales en principio para el resto de la vida de Jaime y de otros bebés si vienen, aunque tenemos pendiente ver si hace falta comprar algún pañal más. Os dejo aquí el vídeo en el que os lo enseño.
  • Y por supuesto, y aunque parezca obvio es donde más dinero gastamos, no hay que comprar cosas innecesarias. Al final acabamos teniendo tropecientos cacharros en casa que no usamos. En mi caso ni cambiador, ni parque, por ejemplo. Os dejo por aquí el vídeo en el que os cuento lo que realmente necesitas para la llegada del bebé.

Y nada más de mi parte por hoy. ¡Contadme vuestros trucos para ahorrar en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *