El aburrimiento y el verano. ¿Qué hago con mis hijos?

Una de las dudas que surgen cuando llega el verano es si deberíamos llenar de actividades el tiempo libre de nuestros hijos. ¿Debería apuntarle al campamento de verano de turno? ¿Es mejor que esté en casa jugando? ¿Busco un término medio?

Hay que tener en cuenta que es el tiempo de descanso de nuestros hijos, por lo tanto es importante la libertad, que es algo que en realidad la mayoría ya lo cumplimos. Es llegar el verano y nos cuesta planificar y en consecuencia a veces les cuesta la falta de rutina y la poca estructura. Sin embargo esto no tiene porque ser necesariamente negativo ya que es un momento en el que les permitimos seguir sus intereses y enseñarles a manejar su tiempo.

Los niños adoran la rutina, debido de hecho al periodo sensible del orden, lo cual puede provocar que el verano se convierta en un desastre de rabietas y malos días si está todo muy desestructurado. El término medio es el perfecto.

Lo que hace posible la libertad es encontrar la estructura, pero no debe ser muy estricta. Es importante tener una rutina diaria y aunque luego tengáis días fuera de rutina, es bueno tenerla como base para los días más caseros. Esto les ayuda a tener un ritmo y saber qué esperar del día. Les da confianza.

Otra práctica que tiene muy buenos resultados es marcarse unos objetivos para el verano. Pueden ser muchas cosas: aprender a andar en bici, leer un número determinado de libros, visitar algún lugar de vuestra ciudad que llevéis tiempo diciendo que queréis visitar. Las posibilidades son muchas.

Una buena idea es tener preparadas actividades para hacer juntos, pero también para que lo haga él solo, cuando haya algún momento de crisis de aburrimiento que no se pueda solucionar.

De cualquier manera no quiero que eso suene a que hay que tener a los niños siempre entretenidos, es bueno que se aburran. El aburrimiento fomenta la creatividad e imaginación y además desarrolla la autonomía ya que tienen que buscar en qué pasar el tiempo.

Yo os animaría a que no utilicéis pantallas y que fomentéis más el juego al aire libre y con contacto con la naturaleza. De hecho tengo pendiente hacer un vídeo sobre naturaleza y niños próximamente.

Os dejo por aquí alguna ideita por si necesitáis:

  • Poner un puesto de limonadas
  • Hacer helado casero
  • Jugar con plastilina
  • Escribir una carta/hacer un dibujo para los abuelos
  • Ver una lluvia de meteoritos
  • Hacer pompas de jabón
  • Pelea con globos de agua
  • Ir a ver un concierto o verbena al aire libre
  • Pijamada con amigos o primos
  • Noche de pelis hasta más tarde de lo normal
  • Senderismo
  • Viaje a la playa
  • Ir a un parque acuático
  • Ver fuegos artificiales
  • Hacer una barbacoa
  • Visitar un museo
  • Ver una puesta de sol
  • Ir a recoger moras
  • Dormir a la intemperie
  • Andar en bici por el campo
  • Teñir camisetas blancas con colores
  • Ir a una protectora de animales
  • Ir a las barracas

Si tenéis más ideas ¡dejadme en comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *